América del Sur,  Argentina,  Buenos Aires

El Teatro Colón, el mejor del mundo!

Este año, 2018, el famoso G-20, esa reunión donde se reúnen los presidentes de los países más importantes del mundo.  Se hace en Buenos Aires, mi amada ciudad.

Recién termino de ver la Gala que se llevó a cabo en el Teatro Colón y no pude evitar emocionarme. Fue un espectáculo hermoso de la más alta calidad y demostró parte de lo bello que es nuestro país.

Además, el pasado mes de octubre apareció publicada en un reconocido sitio de turismo de Italia una lista con los mejores teatros de Opera del mundo. El Teatro Colón se llevó el primer puesto. Sus competidores fueron otras grandes casas de Opera como la Scala de Milán, la Opera Garnier de París y el Metropolitan Opera House de Nueva York, entre otros. 

Este hermoso teatro, el segundo que se hizo, tardó en construirse unos 20 años hasta su inauguración el 25 de mayo de 1908. Fecha en la que se celebra nuestro primer gobierno patrio.

Por dentro

Su entrada es bastante impresionante, con sus mármoles de diferentes tipos y colores, traídos de diferentes lugares del mundo.  Sus columnas talladas con estuco imitando el mármol Botticino. El piso está prolijamente decorado con pequeñas táselas. Estos son unos cuadrados minúsculos que fueron colocados uno por uno hasta formar las figuras que lo decoran. La escalera principal está adornada y custodiada por dos bellos leones tallados en mármol de Carrara rosado. Todo en su interior esta finamente diseñado, con el lujo y opulencia de las mejores épocas.

A lo largo de su vestíbulo pueden verse unas hermosas musas finamente esculpidas que invitan a sus invitados a ingresar al bello mundo de las artes de la mejor manera.

Subiendo las escaleras, llegaremos a los diversos salones. Pasando previamente por el vestíbulo de los bustos donde podemos encontrar las figuras de los más grandes músicos de la historia como Mozart, Beethoven, Verdi y otros.

Los techos son impresionantes, con sus coloridos vitrales que dejan entrar la luz del sol en distintos colores y los tantísimos detalles en sus columnas y esquinas. Donde incluso hay ángeles que bajaron del cielo para cuidar y bendecir el lugar.

Cuando se entra al Salón dorado, la sensación es que estamos entrando a otra época, más precisamente a la Francia cuando el Palacio de Versailles estaba en su pleno esplendor. Casi todo aquí es del color del oro y sus cielorrasos nos muestran escenas de ángeles cantando y danzando en el cielo. Este salón hoy en día se puede alquilar y celebrar tanto conciertos, como reuniones y/o exposiciones para grandes empresas. O bien un evento tan importante como lo fue la reunión de presidentes del G-20, ya que fue aquí donde se realizo la cena.

Por supuesto que lo mejor de todo es su Salón Principal, con el escenario como único  y majestuoso protagonista, aunque también la enorme araña que cuelga de su techo se lleva muchos aplausos.

Una de los detalles más maravilloso e importante que tiene este salón es su acústica. Está diseñado de tal manera que no le hace falta utilizar micrófonos y puede escucharse a la perfección desde cualquier ubicación. Por algo es el teatro con la mejor acústica del mundo para espectáculos de Opera y el segundo para conciertos, de acuerdo a Leo Beranek, un experto en el tema.

Sus decorados no sólo lo embellecen sino que están ubicados de manera que tal, que son los que ayudan a que el sonido sea tan grandioso. Como es el caso de la famosa araña de su techo. En ciertas Operas, los cantantes suben a ella para cantar, ya que desde allí donde el sonido se propaga de la mejor forma. Alrededor de está magnifica luminaria, podemos ver los nombres de los mayores maestros de la música. Algunos de los que ya vimos en el salón de bustos aparecen aquí también.

Estos datos y muchos más, los podemos disfrutar en una de las visitas guiadas que se realizan de lunes a viernes. Hace muchos años atrás, hice una excursión con el colegio y recuerdo que en ese momento estaba permitido bajar al subsuelo. Aquí se encuentran los vestuarios y las salas donde se afinan y preparan los instrumentos. Este sitio es enorme y super largo según mi memoria. Recuerdo ver los vestidos y los zapatitos de las bailarinas colgados en los percheros. Gente trabajando en el armado del escenario, cortando figuras y otros pintándolas, algo absolutamente increíble e inolvidable. Lamentablemente hoy en día no se puede visitar más este sector, pero el recorrido por sus salones es algo para no perderse.

Tuve la suerte también de poder asistir a un concierto de ballet: La Bella Durmiente. Un espectáculo formidable con la fascinante música de la orquesta en vivo tocando debajo del escenario y los mejores artistas bailando en escena. Visten unos trajes preciosos y confeccionados con tanto amor y dedicación que fue de lo mejor que vi en mi vida.

Visitar el Colón

  • Las visitas guiadas se realizan todos los días de 9 a 17 horas y duran aproximadamente 2 horas. Los tickets cuestan $225 para los residentes argentinos y $600 para extranjeros. Hay descuentos para jubilados y estudiantes. Pueden comprarse por internet, lo cual recomiendo ya que los cupos suelen agotarse. Estas visitas empiezan cada 15 minutos y en todo momento van acompañados de guías expertos que le contarán mucho sobre la historia del lugar y del teatro en general.
  • Las entradas para los espectáculos pueden comprase por internet, para cualquiera de sus espectáculos: Opera, Ballet, Orquesta. Esto también conviene hacerlo con tiempo para conseguir la mejor ubicación y precios.
  • Los mejores lugares están en los Palcos. La Tertulia y el Paraíso son los más económicos; el detalle de estos últimos es que hay que estar parados. Según dicen los expertos en el Paraíso es donde mejor se escuchan los conciertos, por la acústica que antes comentaba.
  • Para los más amantes de estas artes, pueden comprar abono que les permitirá concurrir a varios espectáculos durante la temporada.

Para mayor información pueden visitar la página oficial del Teatro aquí

A %d blogueros les gusta esto: