América del Norte,  Costa Oeste,  Estados Unidos

¿Cómo llegar al cartel de Hollywood?

 

Al pensar en Hollywood, en sus películas y todos los estudios de cine que hay en la ciudad, es inevitable no pensar en cómo llegar al cartel de Hollywood de letras blancas coronando sus sierras. Aquel sitio, donde en las comedias románticas, el galán lleva a la chica para enamorarla con su hermosa vista bajo el cielo estrellado. 

No de todos lados puede verse bien, sino que más bien hay que buscar el sitio indicado si se quiere obtener una buena fotografía, o al menos que se distingan las letras del cartel.

Lo curioso es que llegar a este sitio no es una tarea tan fácil como uno creería.

Cuando fuimos en su búsqueda y sin haber buscado mucha información, claramente que lo instintivo fue buscar el sitio en Google maps y dejar que nos guiara hacia allí. Gran error. Siguiendo sus indicaciones al pie de la letra, subiendo por el sendero indicado, llegamos a un lugar con una considerable fila de autos y un estacionamiento repleto. Vimos mucha gente también en linea, esperando para entrar a un edificio, que de acuerdo a los carteles en su puerta se denominaba Griffith Observatory. Desde el auto se podía apreciar que desde allí la vista sería bastante impresionante, pero del famoso cartel, ni rastros. Como estábamos algo cansados y sobre todo el conductor, decidimos volver otro día.

De regreso en casa, esta vez sí investigué el camino y fue recién ahí que me enteré que por pedido de los vecinos, Google no muestra la ruta al cartel, sino a otros lugares, como por ejemplo el Observatorio. Después de una batalla legal de los residentes del lugar, consiguieron que los turistas dejen de pasar a todas horas frente a sus casas. Investigando en la web, uno puede llegar a la “verdad”.

Al día siguiente lo intentamos nuevamente, esta vez siguiendo las indicaciones que encontré la noche anterior. Nos dirigimos a la calle indicada: Franklin Avenue y North Beachwood Dr A. Estacionamos el cauto y fuimos subiendo lentamente por las veredas de hermosas casas, con jardines frondosos y floridos. Era imposible decidir cuál casa era más linda. Cada una con su característica particular, una de estilo español colonial, otras americanas y alguna de estilo hobbit.

De acuerdo a las indicaciones leídas, teníamos que pasar por un lugar llamado Sunset Ranch. En este lugar se hacen paseos a caballo que llegan bastante cerca del cartel, a un “módico” precio de 100 usd la hora. Vale aclarar que hay que hacer reserva y que las puertas cierran a las 14 hs.

Aquí nos encontramos con una pareja de españoles también decepcionados como nosotros, cuando se enteraron que no iban a poder traspasar las rejas. No es que fueramos a realizar la cabalgata tampoco. Al viajar por varios meses, hay ciertos lujos que no se pueden dar, pero sí queríamos poder llegar caminando. El yankee llamo al rancho, con el intercomunicador de la puerta. La chica que respondió el llamado nos avisó los horarios y los precios pero no mucho más. Los españoles habían llegado a este sitio a través de las indicaciones de un blog, quizá el mismo que había leído yo y tampoco pensaron que no iban a poder llegar a la meta.

Nos despedimos de ellos y emprendimos la vuelta por Beachwood, tratando de encontrar el otro camino. Aquel desde donde íbamos a poder ver el letrero por detrás. Algo es algo pensamos.

Bajamos por unos cuantos minutos, hasta que llegamos a un cartel que decía que por allí no se llegaba al cartel. Algo que me pareció curioso, así que insistí para que tomemos ese camino. El yankee estaba bastante inseguro sobre mi idea y la verdad es que no lo culpo, suelo perderme en todos lados, pero al ver un grupo de asiáticos, ganó algo de confianza y más aun después de preguntarles. Yo estaba en lo cierto por ahí se llegaba al cartel. Así que doblamos por la calle Ledgewood Dr y seguimos subiendo por allí. 

Cartel Hollywood

El camino también era muy lindo con sus enormes y pintorescas casa. En algún momento llegamos a una encrucijada, donde no se cómo nos dividimos y yo terminé llegando al punto panorámico de la ciudad. Desde allí se podía ver el cartel bastante cerca pero el yankee siguió camino. Después de tomar varias fotos, emprendí el regreso para que nos reencontremos. El me esperaba bajo la sombra de los arboles y al verme me insistió con que debíamos ir un poco más lejos.

Y si, tenía razón, después de la primera desilusión, llegamos bien cerquita del cartel.  Lo más cerca que podíamos sin que los helicópteros que lo sobrevuelan, nos lleven arrestados.

Cartel Hollywood

Resumiendo:

  1. Estacionar el auto, o bien dirigirse a Franklin Avenue y North Beachwood Dr A. 
  2. Desde allí subir por la calle Beachwood.
  3. Cuando llegan a Ledgewood Dr, toman esta calle y siguen subiendo por allí. 
  4. Van a ver que la calle da una vuelta, siempre sigan subiendo y llegaran hasta el muro que ya no podrán traspasar.

También te puede interesar:

Hollywood, no todo lo que brilla es oro.

Warner Bros Studios

Beverly Hills

A %d blogueros les gusta esto: