América del Norte,  Costa Oeste,  Estados Unidos

Caballo town – Corona

Además de los pequeños pueblos de montañas, California también tiene varios pueblitos en el Valle donde la geografía cambia completamente. Las sierras de esta zona son más bien áridas, el tono que prevalece en el valle es el marrón con sus muchas tonalidades, donde cada tanto se ve interrumpido por algún árbol o cactus que le dan una nota de color.

Las casas de esta zona son más bien bajas, amplia, pero de una sola planta. El lugar hacia donde nos dirigimos es Corona. Al costado de la ruta están los típicos malls americanos donde las tiendas son enormes, con estacionamientos enormes y con carteles de colores llamativos que nos incitan a comprar, cosas que tal vez no nos sean tan necesarias.

En Corona del norte, mejor conocida como Norco, por su abreviación en inglés (North Corona), el lugar parece pertenecer a los vaqueros, si, aquellos hombres con jean, botas tejanas y sombreros de cuero.

En vez de tener bicisendas como en las grandes ciudades, esta ciudad tiene caballos-sendas. Si, tan loco como suena, pero hay una senda especial para que la gente vaya montando sus caballos. Por lo que es también conocida como Horsetown USA. Durante la semana no se ven tantos jinetes, es más frecuentes verlos durante los fines de semana, pero si a lo largo de camino, en los patios de las casas en vez de ver perros como mascotas, se ven caballos de todos los tamaños y colores.

Las casas más lindas se encuentran subiendo las colinas. Por acá si pueden verse casas de dos pisos, decoradas con muchas flores y de estilo similar a las antiguas casas españolas. Por supuesto que eso no es casualidad, ya que California en sus inicios, formó parte del Virreinato de la Nueva España.

Hoy en día la comunidad en esta zona parece ser más bien hispana, fundamentalmente proveniente de Mexico, por lo que es común ver nombres de locales y calles en castellano.

 

También por acá pueden hacerse algunos trekkings o bien un paseo en Mountain bike. Uno de sus caminos es el Pumpking Rock Trail. Tal vez este camino no sea tan espectacular, ya que la vista parece bastante árida, en comparación a otras montañas de California y la Costa Oeste en general. También puede resultar bastante caluroso en pleno verano, ya que no hay arboles que nos protejan del sol. Pero se trata de un camino corto, unos 3 km (ida y vuelta) y divertido sobre todo para los chicos ya que al finalizar hay una enorme roca pintada con una calabaza sonriente, que nos recuerda a la noche de brujas.

También te puede interesar:

Lakearrowhead, the secret

 

A %d blogueros les gusta esto: