Diarios de Viajes

Nuevos finales, nuevos comienzos

Una vez más frente a una hoja en blanco. No sólo en la laptop, sino también en la vida.

Hace dos viernes atrás, fue mi último día trabajando en la oficina de una importante empresa multinacional. No fue una decisión fácil de tomar. Creo que cada uno de nosotros, de los lugares por donde pasa, lo más importante que se lleva no es sólo el conocimiento y la experiencia laboral, sino los gratos momentos compartidos con la gente con quien uno comparte casi la mayor parte de su día. Las complicidades y las risas, las salidas, el reconocimiento de un buen trabajo en equipo y las charlas  con café de por medio. Me siento muy afortunada de haber trabajado con grandes personas, de las cuales también me llevo muy buenos amigos, que formaron parte también de esta decisión.

Pero mi corazón gitano empezó a latir cada vez más fuerte y la idea de pasar 9 horas de mi día entre papeles, escritorios de sepia y problemas de impuestos que comenzaron a parecerme cada vez más irrelevantes, fue tornándose demasiado aburrido, por así decirlo.

Así que acá estoy, una vez más en lo incierto y desconocido de ese camino que llamamos vida, a punto de comenzar mi Road Trip por los Estados Unidos de América!

A %d blogueros les gusta esto: